sábado, 24 de mayo de 2014

CIUDAD EN LLAMAS de José Luis Muñoz



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

"Ciudad en Llamas"  (Neverland ediciones)  es una de las últimas novelas del prolífico escritor José Luís Muñoz, autor con una amplia trayectoria literaria y que sabe abordar la novela de género con enorme solidez y eficacia; Muñoz esgrime con igual pericia la novela negra o policíaca, el thriller político o historias bizarras con un alto grado de denuncia política-social. En muchos de sus libros, se exponen los grandes problemas que existen en la época actual y la mayoría de ellos funcionan no sólo como obra de ficción sino también como crónica periodística. 


En esta ocasión, el autor de "El mal absoluto" y "Frontera Sur" nos ofrece una mixtura de géneros - algo que resulta también muy característico de forma de plantear sus historias - en el que combina la ciencia-ficción apocalíptica, la novela policíaca y la denuncia político-social. En ese sentido, "Ciudad en Llamas" evidencia bastantes puntos en común con el mundo de Philip K. Dick - aunque sólo argumentalmente o en la mezcla de géneros, no en cuanto a estilo y obsesiones personales - y especialmente con el mítico film de Ridley Scott, "Blade Runner"(1982). 



Tramas de ciencia-ficción ambientadas en sociedades futuras al borde del caos han sido una constante tanto en la literatura (Fahrenheit 451, Ray Bradbury, 1953) como en el cine -La fuga de Logan (Michael Anderson,1976); La Isla (Michael Bay, 2005), Código 46 (Michael Winterbottom, 2003); Gattaca (Andrew Niccol, 1997); 1997:rescate en Nueva York (John Carpenter, 1981) - no sólo americano o británico, sino incluso en la serie B italiana - Roma, año 2072 D.C.: los gladiadores (Lucio Fulci,1984); 2019, tras la caida de Nueva York (Sergio Martino, 1983) - siempre tan encantadoramente excesivas y bizarras. 



Es más, escritores tan reputados como George Orwell (1984), Aldous Huxley (¿Un Mundo Feliz?) o Anthony Burgess (La Naranja Mecánica) ofrecieron su visión - casi siempre pesimista - sobre el futuro de la humanidad en sus particulares y célebres distopías que a su vez inspiraron magníficos films.







"Ciudad en llamas" se ambienta en una Barcelona del futuro (concretamente en el año 2070), en la que problemas que están al orden del día en la sociedad actual parecen que no sólo no se han mitigado o desaparecido sino que han aumentado hasta extremos alarmantes: el calentamiento global, la inmigración, el exceso de crímenes y asesinatos, el paro, la represión política y policial, la imposición de un pensamiento único, la eliminación de la cultura, el control de la natalidad y de la mortalidad debido al exceso de población, etc. Todos estos aspectos están presentes en esta Barcelona futurista, en un mundo que aparece dominado por los cuarto o cinco poderosos que dirigen la economía y la política de todos los países y en el que la sociedad está dividida en dos grandes clases sociales: súbditos e intrusos. La ciudad en la que siempre llueve de "Blade Runner" es sustituida en esta ocasión por una en la que hace un calor excesivo y en la que se producen combustiones continuadas o incendios espontáneos. La descripción de dicha sociedad no resulta excesiva o inverosímil en ningún momento sino bastante convincente y posible.




El protagonista de la historia es Iam, un policía - que al igual que Robocop (Paul Verhoeven, 1987)- pertenece a un cuerpo de seguridad privado, y que debe investigar el misterioso asesinato de un intelectual y que al parecer estaba dispuesto a denunciar y a destapar todos los excesos de esta sociedad alienada y uniformada. En ese sentido, el investigador posee también algunos puntos en común con el personaje interpretado por Harrison Ford ya que ambos parece que encuentran demasiados impedimentos para cumplir su misión y experimentan la sensación de navegar contra corriente. La caracterización del policía resulta en todo caso bastante conseguida, así como la del resto de personaje que le acompañan en la investigación o con los que se topa a lo largo de la trama.



Como viene siendo habitual en Muñoz, éste esgrime un estilo ágil y ameno, en el que se destaca la violencia bizarra, el humor y el sexo sin tapujos, dentro de una narración muy bien contada y que en ningún momento pierde fuelle ni interés.

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada