lunes, 22 de diciembre de 2014

TE ARRASTRARÁS SOBRE TU VIENTRE de José Luis Muñoz



OPINIÓN SOBRE JOSEPH B MACGREGOR


Te arrastrarás sobre tu vientre - finalista del premio Wilkie Collins de novela policial - es una novela que funciona en una doble perspectiva: por un lado, como novela negra, hardboiled puro y duro, pero también como crónica de unos años - aquellos que van desde el declive del franquismo hasta prácticamente el fin de la transición -  de cambio político y social importantísimos y trascendentales en nuestro país, pero narrados desde la marginalidad, el lumpén, la picaresca, el contrabando y la especulación urbanística. 

Centrada en Barcelona, la novela se ocupa de narrar la odisea del protagonista, Gaspar Noriega, un ex-boxeador que comienza haciendo "trabajitos" para el señor Vázquez, gran empresario, responsable de locales de prostitución del Barrio Chino, y que tienen que ver con la eliminación de personajes que le impiden progresar en su negocio (El Francés) o que simplemente le molestan. Gaspar se nos presenta como un sujeto fuerte y primario, que ejecuta a sus víctimas cruelmente y sin ningún miramiento, golpea salvajemente a prostitutas e incluso es capaz de entregar a su pareja, La Mulata, a otro hombre para cumplir el encargo de su jefe. 


La peripecia de Gaspar se centra básicamente en su progreso social, desde el Barrio Chino hasta convertirse en especulador inmobiliario y traficante de droga a gran escala, pasando por la regencia de los locales de Sunset Street a finales del franquismo, con lo que Muñoz realiza, como ya señalé antes, una crónica amplia sobre el funcionamiento de las mafias barcelonesas, que no sólo dominaban el mercado de la prostitución a finales de los 60 / mediados de los 70, sino que también colaboraban con la policía de Franco en la captura de jóvenes contrarios al régimen, implicados en la lucha para hacer caer al dictador, y que solían celebrar sus reuniones en locales de Sunset Street. El propio Gaspar actuará como soplón, por órdenes de su jefe, y será responsable de la detención de muchos de estos jóvenes opositores, a cambio de permanecer como regente de un local de prostitución de lujo. Así, que la historia de ascensión de Gaspar Noriega tiene mucho que ver y me evocó de inmediato a la del personaje interpretado por Javier Bardem en "Huevos de Oro", célebre film de Bigas Luna, realizador de cine, fallecido con sólo 61 años, en abril del 2013, y al que Muñoz dedica su libro.


En los agradecimientos finales del escritor, José Luis Muñoz cita al film "Caniche" de Bigas Luna como fuente de inspiración de los personajes de Gaspar /Gary y Perlita /Sylvie, pero sinceramente la trama de la novela y el personaje protagonista, su personalidad, su relación con las mujeres y el proceso de progreso social que experimenta me recordó al Bardem de "Huevos de Oro", un tipo sin oficio ni beneficio que consigue triunfar a base de tesón y mucha cara dura, aunque en este caso no existe caída; es decir el personaje de Muñoz asciende pero no se nos cuenta su declive o posible derrumbamiento. Gaspar es un personaje bastante primario que de la nada consigue convertirse en multimillonario a base de juego sucio y seguir al pie de la letra las órdenes de su jefe.



Como novela negra, me ha recordado un poco al clásico de Jacques Tourneur, "Retorno al Pasado"(1947), interpretado por Robert Mitchum, Kirk Douglas y Jane Geer, sobre todo a partir del momento en el cuál Gaspar se enamora de Perlita, una joven prostituta, posesión exclusiva de Vázquez, su jefe. 


Perlita se convierte en el único punto vulnerable de este hombre duro y sin escrúpulos y hará todo lo posible por robársela a su jefe.  Algo parecido sucedía en el film mencionado entre Robert Mitchum, detective al servicio de Kirk Douglas, cuya misión es traer de regreso a la novia de su jefe (Jane Geer) que se ha fugado con un gran cantidad de dinero. La mujer interpretada por Jane Geer es una manipuladora nata, (al igual que Perlita) que buscará siempre salir beneficiada y salvar su pellejo por encima de todo, a cambio de enamorar como un perro al personaje de Mitchum y escapar así del dominio del gángster interpretado por Douglas. En el caso de Perlita, su idea es liberarse de la esclavitud a la que le tiene sometida Vázquez. Gaspar colabora en su liberación, lo que trae consigo la huida de ambos a Francia, en donde se convierten en Gary y Sylvie.


En la segunda parte de la novela, y ya con sus nuevas personalidades, Gaspar/Gary y Perlita/Sylvie se han instalado en un lujoso chalet de la zona más pija de Barcelona y tienen una hija llamada Cathy. En esta ocasión, Muñoz nos evoca a otro clásico del cine policíaco,este vez dirigido por Otto Preminger, El Rapto de Bunny Lake (1965), ya que toda la trama se centra en el rapto de la niña y los esfuerzos tanto por su padre como por el Inspector Torres por capturar a los raptores. Los que recordamos el film de Preminger este segmento nos parecerá menos sorprendente y bastante más previsible.



Sin embargo, como de costumbre el estilo narrativo de Muñoz es duro, implacable, como un mazazo en la cabeza o un corte rápido en la yugular. Mezcla agresividad y violencia con  erotismo, de manera explícita y muy bien descrita. Narrada con fuerza, agilidad y eficacia se trata de una excelente novela hardboiled, aunque como ya señalé antes, no se limita a contar una historia de carácter policíaco sino que también funciona como crónica social y política. Desde mi punto de vista, uno de los mejores trabajos de este prolífico autor, que nunca decepciona ni deja indiferente al lector.

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario