viernes, 15 de julio de 2016

DOS LIBROS DE JOSÉ LUIS MUÑOZ: EL HIJO DEL DIABLO & ASCENSO Y CAÍDA DE HUMBERTO DA SILVA

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

José Luis Muñoz es, sin lugar a dudas, uno de nuestros escritores de género más prolíficos. Solo en este año ha publicado seis novelas y dirige una colección de novela negra, “La Orilla Negra”, en la que pretende dar difusión a autores españoles, especialistas en este género novelístico. Pero su mayor habilidad consiste en abordar diferentes temáticas, conservando un estilo bronco y bizarro, así como una manera propia de abordar las historias en la que mezcla acción a raudales y un erotismo explícito, pero muy bien descrito. En esta reseña me centro solo en dos novelas de las seis que ha publicado en el 2016, muy diferentes una de la otra: “El Hijo del Diablo” y “Ascenso y caída de Humberto Da Silva”.






El cruel Vlad Tapes, - o Vlad, el Empalador - , protagonista estelar de "El Hijo del Diablo", inspiró a Bram Stoker el personaje de <<Drácula>> y a Murnau, el de <<Nosferatu>>, y se nos muestra en la novela como un sujeto sádico, que disfruta matando y asesinando, siempre con sed de sangre. Aunque no se puede considerar como un vampiro (más bien como un hombre-lobo), la aparición de una diabólica y hermosa mujer, que nunca envejece (fue amante de su abuelo y de su padre), llamada Maga – una suerte de Bruja Morgana – añade un elemento sobrenatural a la historia y al personaje de Vlad, que parece víctima de una maldición que planea desde hace años sobre su familia, y que surgió el día en que su padre eliminó a un enorme y maligno lobo negro. Maga se convierte así en amante de Vlad, un hombre de una sexualidad extraña y anómala, que, sin  embargo, ofrece al Príncipe de Valaquia un placer insólito e inagotable.





En “El Hijo del Diablo”, el autor mezcla de manera equilibrada la novela histórica con adecuados toques de fantástico y/o terror, así como con excelentes momentos épicos y erótico-festivos, descritos con enorme fuerza y que provocan de todo menos indiferencia. En ese sentido, más que una novela histórica al uso, nos encontramos con una narración más cercana al universo de George R. R. Martín y su “Juego de Tronos” o  el de <<Conan el Bárbaro>> de Robert E. Howard, en el que se describen las luchas por hacerse con el trono de Valaquia y mantenerse en él por parte de Vlad Tapes, cambiando de bando o traicionando a sus aliados turcos cuando lo considera preciso; una historia de intrigas palaciegas, en la que corre la sangre a raudales y repleta de situaciones violentas, impregnadas de una crueldad insoportable; con frecuencia, muy difícil de digerir, por ejemplo cuando se describen los desagradables empalamientos ordenados por Vlad; el salvaje encuentro sexual de éste con una joven, en el que termina devorándola literalmente, como un animal rabioso; o cuando, de niño, martiriza cruelmente hasta matarlo a un pequeño zorro. 



Estos momentos resultan constantes y redundantes a lo largo de la novela, tanto los crueles, sádicos y sangrientos como los erótico-festivos, así como los terroríficos (esa extraña facultad de Vlad para transformarse en un enorme lobo negro), dotando a la novela de un aire malsano y gótico, que evoca de inmediato a aquellas producciones británicas de terror de finales de los 60-finales de los 70, auspiciadas por la Hammer.



Book-Trailer del Libro

Desde un enfoque mucho más realista, Ascenso y caída de Humberto Da Silva”  (Finalista del Premio Fernando Lara) nos ofrece, en forma de diario o autoconfesión personal, la historia de Humberto Da Silva, futbolista brasileño que sacado de las favelas de la ciudad de Salvador de Bahía, cuando era tan solo un niño, ficha por un equipo juvenil de fútbol. Sus increíbles facultades como goleador le llevan a formar parte, en poco tiempo, del Vitória de Bahía, un equipo de fútbol profesional, y a convertirse en un jugador de gran éxito.
Se trata, por tanto, de la crónica de un muchacho, que sueña con convertirse en el nuevo Pelé. Como bien expresa el título de la novela, éste nos evoca su biografía personal en el momento de su caída y decadencia como futbolista y como persona. Humberto proviene de un entorno de miseria, en el que no existe ni agua, ni luz, ni el más mínimo “lujo”; abandona a su familia y la chabola en la que vive para pasar a gozar de una vida totalmente opuesta, muy diferente, llena de comodidades y sexo gratuito (espectacular el capítulo de la orgía). La novela narra, en primer lugar, los duros entrenamientos y sus dificultades para poder jugar como titular en el equipo, así como sus intentos por mejorar la miserable y triste vida de su hermana y de su familia, sin olvidar sus encuentros sexuales con prostitutas, pagadas por los dueños de la entidad futbolística. El resto de la historia describe su exitosa evolución como estrella del fútbol brasileño y su posterior bajada a los infiernos: aquí sí se aporta cierta ambigüedad y un toque sobrenatural o mágico. ¿Es víctima  Da Silva de un conspiración o maldición de las oixás  o la sucesión de desgracias y fracasos que padece se deben simplemente a la mala suerte? Y es que, a lo largo de la novela, las creencias brasileñas, asociadas en gran parte a la supertición, tienen una importancia esencial.



Así el personaje de Humberto desprende en todo momento una entrañable humanidad; un ser de carne y hueso, que se nos muestra desorientado a veces; otras, ambicioso y con las ideas muy claras; en muchas, repleto de dudas e inquietudes; víctima de una insolita y extraña impotencia en el campo de juego que le precipita al abismo final.Todo lo que se nos cuenta a lo largo de la narración exhala un intenso poder de convicción y una verosimilitud a prueba de bombas, - la voz narrativa está conseguidísima, propia de un hombre que apenas fue a la escuela -  lo que se traduce en una historia sólida y muy creíble, excelentemente contada además.

JOSEPH B MACGREGOR

2 comentarios:

  1. hola! un placer pasar volando sobre tus letras y ver tan magnificas reseñas.dracula me es muy interesante desde cualquier punto de vista. me gusta. y pasate por nuestro blog si te hallas comodo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que sobrevueles mi blog. Una alegría siempre para mí. Un abrazo enciclopédico.

      Eliminar